ROMÁNICO Y GÓTICO UNIDOS EN EL CAMINO

canecillo artaiz rutas izaga

En nuestra Ruta del Románico y del Gótico descubriremos cuatro hitos artísticos que situados en pocos kilómetros nos darán una visión de la importancia que tenía la fe y el trabajo para nuestros antepasados.
La religión y el trabajo era el eje vertebral de estos hombres que majestuosamente y en nombre de Dios levantaron magníficas edificaciones con la idea de que fueran imperecederas. Y no solo el exterior de las iglesias, sino que sus interiores se decoraban con magníficas pinturas para que el pueblo medieval, con un alto porcentaje de analfabetismo, pudiese conocer la doctrina cristiana.

La ruta recorre los pueblos de Ardanaz, Artaiz, Villaveta, y Ekai de Lónguida. Cuatro localidades que a pesar de sus pocos habitantes nos esperan para ser descubiertas por los secretos que guardan en sus edificios principales.
Canecillos y capiteles de diversos tipos, unos muy elocuentes y otros de lectura muy variada, dan un dinamismo especial a las iglesias de Villaveta y Artaiz, ambas muy relacionadas y cuyo maestro cantero pudo venir desde Francia por la ruta antigua del Camino de Santiago y recrear modelos que en el vecino país se estaban llevando a cabo como gran novedad.
Recordemos que las iglesias estaban pintadas en el interior, por ello se completa la visita con otros dos bellos ejemplos de pintura: Ardanaz y Ekai de Lónguida. En el primero descubriremos un calendario que extrañamente no se rige por este eje religioso, sino por el humano. Un calendario que muestra los meses del año con las tareas diarias de los hombres medievales, un calendario cíclico, herencia de los calendarios romanos. Y en el segundo se nos mostrarán pinturas hagiográficas sobre la vida de San Martín de Tours, santo muy propagado por Navarra, y de gran importancia en el Camino de Santiago.

ARTAIZ:  Pequeño pueblo del valle de Izagaondoa. En lo alto nos espera su magnífica iglesia románica. Declarada Bien de Interés Cultural, en ella se podrán observar sus canecillos y portada de gran labra medieval. Esculturas y relieves de gran elocuencia que nos miran y llaman la atención para que estemos dispuestos a escucharlos.

ARDANAZ: En este otro pueblo también del valle Izagaondoa, descubriremos en su interior unas pinturas góticas que hablan por sí solas. Pinturas que plasmaron nuestros antepasados medievales llenas de simbolismos, donde sus actos serían juzgados y sus almas conducidas al cielo o al infierno. Destaca también su día a día, con un almanaque medieval, donde se presentan las labores que debían de llevar a cabo mes a mes.

VILLAVETA:  Lugar de paso de un antiguo ramal del Camino de Santiago, en el podremos ver su espectacular iglesia con sus canecillos de curiosa labra y técnica quizás traída desde la mismísima localidad de Caterbury, en Francia. Tallas de hombres y mujeres que nos dan detalles etnográficos, animales, y demás curiosas formas que recorren la iglesia de esta localidad del valle de Longuida.

ECAY DE LÓNGUIDA:  En este pequeño pueblo del Valle de Lónguida, muy cerca de la localidad de Aoiz y escondida de la vista de la carretera, tenemos una iglesia que en su interior conserva en gran cantidad de su lienzo pintado, unas imágenes góticas sobre la vida y milagros del santo que fue primero soldado y luego obispo de Francia, San Martín.

romanico gotico rutas izaga

Comparte en redes socialesShare on FacebookPin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn
© RutasIzaga 2017
Diseñado por junnabranding

Fotografías:
Joaquin Ahechu - Simeón Hidalgo - Virginia Juanto - Eneko Lecumberri - Cederna Garalur
Nº Reg. Turismo UETC0070