DESCUBRIENDO ABÍNZANO Nuevamente me dirijo en busca de nuevos secretos que me depara mi querido valle. Esta vez es Abínzano quien ocupa mi inquietud. Mi llegada al mismo es un cúmulo de recuerdos infantiles. Los fines de semana de una etapa de mi infancia los pasé en este pueblo, jugando con una niña de imaginación sin limites. Cualquier espacio natural, árbol, o sotillo del barranco nos parecía propicio para crearnos un elemento de juego. Mi llegada a Abínzano es recibida…